Insignias

Cruz de guía

De madera noble, lisa y sin aditamentos, sólo lleva la tablilla con las iniciales I.N.R.I. en plata y cuatro pequeñas cruces, también en plata, colocadas en la intersección del asta y los brazos para componer la Santísima Cruz de Jerusalén.

Debe abrir todas las procesiones, y en la penitencial será llevada siempre en alto flanqueada por varas. Fue estrenada en 1804.

 

Senatus

Insignia simbólica de la intervención del poder civil de Roma en la Pasión y Muerte de Nuestro Señor, y carente de significado litúrgico.

Es una banderola de terciopelo morado, con las letras S.P.Q.R. bordadas en oro, y fijada a una vara de madera rematada en punta de lanza de metal plateado.

La vara está cubierta de canutos de plata repujada.

 

Bandera Morada

Creada en 1940 para conmemorar el VI Centenario de la Fundación de la Archicofradía, al estilo de la gran Bandera Negra que el Cabildo de la Santa Iglesia Catedral tremolaba antaño en los días de Semana Santa. Es de seda morada y lleva en su centro una Cruz de Jerusalén bordada en hilo de oro y en el centro de la Cruz el escudo heráldico de la familia Cervantes, en conmemoración al patronazgo recibido en 1340. Va fijada a un asta de madera revestida con canutos de plata repujada y remata con el escudo del mismo metal. Con el nuevo diseño se estrena en la madrugada de 2003

 

Guión de San Antonio Mª Claret

Banderola rígida de terciopelo de seda morado bordado en hilos de oro. A uno y otro lado aparecen, el nombre del santo y su escudo arzobispal y en el otro la inscripción en latín de su fecha de ingreso en la Archicofradía IV OCTOBER MDCCCLXII. Fijada a un asta de canutos de plata repujada rematada por cruz arzobispal. Se estrena el Viernes Santo de 2002

Bandera Pontificia

La Bandera Pontificia rememora y simboliza el título de Pontificia por Bula de S.S. León XII, dada en 16 de julio de 1824. Se incorpora por vez primera en el cortejo de la estación de penitencia en 1988. 

Estandarte

Representa corporativamente a la Archicofradía y consistente en bandera de terciopelo morado recogida alrededor de una asta rematado por una cruz. La bandera llevará bordados en su centro los escudos de España y de la Archicofradía, los emblemas representativos de sus títulos de Pontificia y Real, y las alegorías de las órdenes y familias religiosas a que la Archicofradía está agregada.

 

Simpecado

El Simpecado, insignia original y creada por la Archicofradía en 1731, es símbolo del espíritu mariano y concepcionista de éstas. En la Archicofradía es pieza excepcionalmente rica y artística, en forma de lábaro con amplias caídas laterales en forma de triángulos, todo ello confeccionado en hilos de oro, calado y bordado de realce.

En su centro, y sobre una Cruz de Jerusalén, figura esculpida en bulto redondo una Imagen de la Inmaculada Concepción, copia de la que posee la Catedral de Sevilla, de Martínez Montañés.

Obra del taller de Hijo de Olmo estrenada en 1920, la imagen de la Inmaculada que porta es de José Ordóñez.

 

Bandera Blanca

Creada en 1617 para perpetuar el recuerdo del Voto emitido por el Cabildo General de la Archicofradía de 29 de septiembre de 1615 de defender, aun a costa de la sangre de los hermanos, el misterio de la Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen, y presente desde entonces en todos los acontecimientos religiosos celebrados por la Archicofradía, o a los que asistió, consiste en un lienzo de seda  o raso blanco, de forma rectangular casi cuadrada en el que aparece distribuidos las siguientes letras, signos y anagramas:

 

En el ángulo superior izquierdo una Q, y en el derecho una S.; en el centro una corona real y debajo un anagrama formado por una  M. y una A. entrelazadas, y bajo este otro anagrama de una M., y una D., también entrelazadas; en el ángulo inferior izquierdo, una A. unida a una L., y en el derecho una C. seguida de un signo terminal de interrogación.

Estas letras y signo de tela azul celeste, son en la actualidad replica de las que figuraron en la primitiva Bandera de 1617, y constituyen las iniciales de la frase latina "Quis sicut Maria Mater Dei absquelabe concepta?. La bandera con las letras originales del mencionado año de 1617 se conservan en una vitrina de la Sala Capitular.

 

 

La vara de esta Bandera es de madera revestida de canutos de plata artísticamente trabajada, y está rematada  por una Cruz de Jerusalén también de plata.

Además de su acompañamiento habitual de hermanos con varas, en la procesión de penitencia y en la Función Principal de Instituto estará acompañada, a derecha e izquierda, por dos hermanos con un cirio de cera blanca, encendido y vertical, y una espada desnuda, simbolizando ambos el voto de sangre emitido.

 

Libro de Reglas

Carente de significado litúrgico, se incluye por las cofradías sevillanas en recuerdo de pasados tiempos en que los mismos servían para argumentar con las autoridades, religiosas y civiles, en casos de discrepancia.

Se conserva el ejemplar de 1642, que ya no procesiona y en el que aparecen las meritísimas pinturas de nuestros Titulares debidas al que fuera hermano y maestro pintor Francisco Pacheco.

 

Guión Romano o Pontificio

Para distinguir a la Archicofradía con ocasión de la definición dogmática de la Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen, en cuyo misterio tanto se había gloriado aquélla, S.S. Pío IX le concedió el día 7 de febrero de 1871 el derecho a usar esta insignia, consistente en banderola rígida de color azul celeste, a uno y otro de cuyos lados aparece bordadas en otro las armas de dicho Pontífice y la inscripción "VIII Decembris MDCCCLIV", fecha de aquella definición. La vara que la sustenta es de plata cincelada y está rematada con la Cruz Pontificia.

Este Guión será portado siempre que sea posible por el Director Espiritual de la Archicofradía, o por otro hermano sacerdote, y al igual que la Bandera Blanca deba ser llevado durante toda la estación penitencial en alto y vertical.

 

Bocinas

Constituyen una reliquia de las antiguas trompetas fúnebres que anunciaban al pueblo fiel toda manifestación de penitencia o expiación. Carecen, pues, de significado litúrgico y nuestra  Archicofradía las conserva en recuerdo del pasado, utilizando seis de ellas, de las que cuatro preceden a la Imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno y dos a la de María Santísima de la Concepción.

Aquéllas van provistas de banderolas de terciopelo morado con el escudo de la Archicofradía bordado en oro, y éstas tienen las banderolas de terciopelo celeste, con el mismo escudo, y una Imagen de la Inmaculada Concepción en su centro bordado y trabajados en oro y sedas apropiadas.

 

Las bocinas son de  metal labrado y sus portadores, situados ante las respectivas presidencias de los pasos, las llevarán apoyadas sobre el hombro.

 

Varas

Antiguamente sólo eran usadas por los Oficiales de las Cofradías, y representaban signo de mando y autoridad. En la actualidad se utilizan como acompañamiento, por parejas, de las insignias de la Archicofradía, excepto las de ambas presidencias, y siempre que la Archicofradía se reúna corporativamente.

 

 

Orden de las insignias en el cortejo procesional

En el cortejo que precede a la Imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno, el orden de las insignias es el siguiente: Cruz de Guía, Senatus, Bandera Morada, Bandera Pontificia, Estandarte y Bocinas. La antepresidencia de hermanos Antonínos sigue el Estandarte, y la presidencia a las Bocinas. Los acólitos con incensarios y ciriales, como prevé la liturgia, anteceden inmediatamente al paso procesional y caminan tras la presidencia.

En el cortejo que precede a la Imagen de María Santísima de la Concepción se guarda el siguiente orden de insignias: Cruz Parroquial, Simpecado, Bandera Blanca, libro de reglas, Guión Romano y Bocinas. Los acólitos con incensarios y ciriales siguen a la presidencia.

Todas las insignias van flanqueadas por dos hermanos con varas, excepto la Cruz Parroquial, que va acompañada de dos acólitos con ciriales.

 




© Archicofradía de
Nuestro Padre Jesús Nazareno
C/ Alfonso XII, 3
41001 Sevilla